Formación para  Doula de Césarea 

Acompañamiento  terapéutico de parto y por parto para la mujer con cesárea

Próxima formación Inicia en septiembre 2017

Esta es una formación donde entenderemos la dimensión transpersonal que vive una mujer que pario por cesárea. Trabajaremos a nivel físico, aquello que emocional, mental y espiritualmente abre la cesárea, yendo más allá de la intervención quirúrgica. Ya sea porque la mujer pidió cesárea voluntaria o impuesta, por elección consiente o por desconocimiento.
Este es un programa que permite sanar múltiples aspectos en la mujer, brinda herramientas para acompañar a la madre durante el parto y el pos parto de cesárea, y prepararlas para un PVDC (en caso de tener otro bebé).
A través de la experiencia vivida en cada clase recibirán ponencias de trabajo terapéutico psico-afectivo y transpersonal, bioenergético y alquímico para brindar asistencia a las mujeres que han parido por cesárea, ampliando así la comprensión mediante herramientas terapéuticas para abordar estos partos.
Durante la formación tendremos:

Talleres que te brindaran actividades y rituales para realizar a las madres en pos parto de manera individual y grupal.

Apuntes con manual teórico y práctico

Material bibliográfico recomendado

Podrás aprender diferentes modalidades de atención terapéutica para atender a una mujer en el post-parto de cesárea.

Al final podrás ofrecer a las madres un cuidado sano y amoroso, pues contaras con una serie de habilidades que ayudarán a la madre después del parto por cesárea.
Podrás realizar el trabajo que Mj realiza en el taller “Iluminando la cesárea” y compartirlo tú también, al igual que el trabajo individual que Mj realiza en terapia.
Es importante saber, que cuando una mujer cruza el umbral del parto, sea el parto que sea, no sólo necesita ser reconocida y honrada, también necesita retomar las ceremonias y ritos que le ofrezcan la curación y la nutran de la energía que necesita para nutrir a su bebe, más aun teniendo una cirugía en su vientre.
El cuerpo de la mujer comienza sellar la crudeza de su experiencia del parto, y tu estarás ahí para envolverla en un cuidado amoroso, enseñarle a sanar su vientre con masajes, hierbas medicinales, rituales con su placenta ya sea que se la hayan entregado o no, consejos de alimentación y mucho más.

Toda mujer, ya sea que tenga o no tenga hijos, sin importar si nació por cesárea o parto normal, matronas, doulas, terapeutas, psicólogas, yoginis, es una invitación a brindar a la madre en su pos parto de cesárea un acompañamiento saludable y amoroso, apoyarla en este viaje de conexión con la esencia femenina desde la maternidad.

El programa de “doula de cesárea” se basa en afirmar la vida sobre una estructura de no-violencia y poder con ello brindar acompañamiento a mujeres que:

-Tuvieron una o más cesáreas. (Sin importar los años que hayan pasado) ya sea por parto o por operación ginecóloga como extirpación de útero, miomas, etc.
-Si la cesárea dejo un impacto psicológico en la madre, más allá de la cicatriz física.
-Si el nacimiento de ese hijo o hija conllevo una alteración importante en la integridad física de la madre, (violencia obstétrica, maltrato, dolor, soledad, desamparo, miedo)
-Si la madre vivió la intervención con tristeza.
-Si madre siente que la cesárea fue una renuncia y una pérdida de muchos aspectos relativos a cómo se imaginaba como madre el parto de tu hijo o hija.
-Si la cesárea tubo un poco de duelo, no solo del parto soñado sino, en muchas ocasiones, también del primer abrazo, las primeras horas, o incluso días de la vida de nuestro bebe, de la salud en el postparto, de un útero intacto, de ser considerada una mujer normal o sana en los siguientes embarazos.

Esta es una formación donde también las mujeres que lo tomen podrán revisar sus propias experiencias y vivencias de parto, ya sea si ella nació con ayuda de cesárea o sus hijos. Brindando instancias para que las doulas de cesárea en formación puedan estar primero para sí mismas, al mismo tiempo que se instruyen en el acompañamiento de madres con cesárea.

Infórmate más

¿Por que doula de cesárea?

-Para brindar amor y compañía a la madre que recibe a su bebé por la puerta sagrada creada en su útero, y para brindar al bebé lo necesario para que su llegada sea sana y en amor.
-Porque pretendemos humanizar la cesárea, ya sea si esta es electiva, o por motivos de salud. Que este parto sea respetado tanto para la madre como para el bebé. Y queremos que te informes de cómo ayudar a una madre que pide cesárea voluntaria, o que por emergencia le realizan una cesárea, tu aporte será ayudar a que esa madre se preparé y sepa que pedir en la clínica para poder tener un parto sagrado, aún siendo por cesárea, su parto le pertenece.
-Queremos enseñarles el arte del ritual pos parto donde los brebajes, mejunjes de hierbas medicinales, masajes y todo el arte de lo femenino sagrado en rituales podrá beneficiar a las parturientas de cesárea.
-Porque deseamos capacitar a la doula con herramientas terapéuticas para enfrentar heridas emocionales o la llamada “depresión pos-parto” de cesárea.
-Porque la cirugía física, también habré el campo energético, y te instruiremos en como cerrar este campo que fue abierto con la operación, y así servir de guía para resignificar el útero en la psique femenina, darle un espacio valioso.
-Porque la decisión de practicar una cesárea puede ser por 3 indicaciones: maternas (enfermedad materna grave) o indicaciones fetales (gestación múltiple, mal formación del feto, placenta previa, prevención de infección fetal por presencia de herpes, candiloma, VIH, etc), indicaciones de emergencia durante el trabajo de parto que salvan la vida de la madre y del bebé, y ante esto la mujer puede quedar con trauma, o necesidad de saber que paso en ella, el por qué el parto se complicó, para ello brindar acompañamiento terapéutico para iluminar su síntoma y comprender un poco más allá para sanar de raíz.
-Porque en algunas mujeres la cesárea tuvo un poco de duelo, no solo del parto soñado sino, en muchas ocasiones, también del primer abrazo, las primeras horas, o incluso días de la vida de nuestro bebe.
-Porque queremos instruir a las doulas en los posibles tratamientos de la cicatriz de la cesárea a nivel físico, incorporando herramientas como la kinesiología, medicina de hierbas medicinales, y tecnología láser para la cicatrización de la herida.
www.afloramujer.cl
-Porque queremos instruir a las doulas en los posibles tratamientos para acompañar a nivel emocional, porque en algunas mujeres la cesárea deja un impacto psicológico en la madre, más allá de la cicatriz física, las llamadas heridas emocionales que ningún cirujano puede cocer.
-Porque hay partos de cesárea donde las madres sufren una alteración importante en su integridad física, (violencia obstétrica, maltrato, dolor, soledad, desamparo, miedo) y el acompañamiento para ellas debe ser asistido y sostenido, y no derivado a medicamentos que inhiban a la madre el contacto con las emociones que les dejó el recuerdo del parto.
-Por que las mujeres que han parido por cesárea también necesitan una doula con conocimientos sobre la recuperación de esta cirugía mayor, recuperación que no es sólo física. El cuidado pos parto de cesárea es muy duro para algunas madres, y se asocia comúnmente a la depresión pos parto, por lo cual la presente formación busca re-significar lo que suelen llamar depresión pos parto y re insertar nuevos conocimientos y herramientas para acompañar en el puerperio a la nueva madre.
-Porque en Chile las cifras son contundentes. En el año 2012, según un estudio de Ciper Chile realizado por Michel Sadler y Gonzalo Leiva, las cifras de cesáreas en el sector público alcanzaron el 39,4% mientras que en el sector privado el 71,8%. ¡O sea, casi la mitad de nuestros niños nacen por cesárea! Estas cifras sitúan a Chile como uno de los países con mayor tasa de cesáreas del mundo. Por lo tanto, la cantidad de madres que podemos acompañar y posteriormente empoderar en sus próximos partos es muy grande¡¡
-Para poder empoderar a las madres que desean una segunda gestación y prepararlas para un PVDC con conocimientos y empoderadas de su vientre y su parto.
-Por qué el hecho de que la mujer se convierta en madre y el hombre en padre, da inicio de inmediato a una gran transformación. La doula de cesárea le permitirá explorar los aspectos más profundos de su maternidad, curación, sexualidad y empoderamiento.
-Para brindar asesoría en lactancia y lograr que sea exitosa y prolongada.
-Para facilitar a la doula asesoría en apego, y que ella pueda brindarle a la madre sugerencias para que la vida extra uterina de ese bebe sea en apego con la madre y el padre.

Objetivos

-Brindar instancias de transformación y crecimiento personal. Que lleven a la
doula de cesárea a realizar una revisión de sus propias experiencias en relación a su propio nacimiento (en el caso de que haya sido por cesárea o normal) y el nacimiento de sus hijos en caso de tenerlos.

-Instruir en el acompañamiento pos cesárea, capacitándolas en 3 áreas: Físico, Psico-afectivo, energético.

-Recibir una completa y entendida información sobre: Recuperación física y
energética de la cesárea, los riesgos y beneficios de esta intervención y
herramientas terapéuticas para ayudar a sanar las heridas emocionales.

-Recibir herramientas para trabajar mediante rituales y renacimientos, curación de las memorias de parto, y regeneración y activación de la energía uterina.

-Instruir sobre el PVDC (Parto vaginal después de cesárea).

-Estudiar en detalle el cuerpo bioenergético humano. Diferentes capas del cuerpo energético y chakras principales.

-Instruir en la utilización y aplicación de la energía luminosa de los fosfenos del Doctor Lefebure, enseñando a las asistentes como la energía lumínica va a fluir a través de las conexiones neurológicas en nuestro cerebro y sistema nervioso, llevando luz al pensamiento que origina cualquier conexión asociada a la herida emocional, es decir, llevando la energía de la luz a iluminar nuestro recuerdo de la cesárea.
-Instruir en la terapia con LUMI laser para la cicatrización de la cesárea, esta es una terapia no tóxica y no invasiva que utiliza esta luz para reparar y regenerar las células del cuerpo, en específico la cicatriz de la cesárea.

-Aprender sobre la técnica de conexión interhemisferica para superar trauma en caso de un parto traumático/violencia obstetrica/muerte fetal.

-Aprender a facilitar instancias de arteterapia para trabajar directamente con la herida emocional que deja la cesárea en algunas mujeres, comprendiéndola y re-significándola.

Imparten

María José Méndez Fundadora de Aflora Mujer Chile.
Terapeuta transpersonal. Dedicada desde el año 2009 a acompañar a las mujeres en su sanación y crecimiento personal, especializada en salud ginecológica integral, sexualidad sagrada y bien estar de la mujer, utilizando un enfoque psicológico, espiritual y terapéutico.
Floral, diplomada en la Asociación Iberoamericana de Terapeutas Florales. Terapeuta de Geometrías de Obsidiana, sistema de sanación de Ana Silvia Serrano. Diplomada en sexualidad sagrada y arquetipos femeninos. Facilita procesos terapéuticos mediante bioenergética, alquimia femenina, meditación y yoga. Sahumadora, moon mother y doula de cesárea de parto y pos parto, facilitadora de tiendas rojas.

Lleva 7 años impartiendo charlas, talleres, retiros y ceremonias para Inspirar, capacitar y
conectar, compartiendo enseñanzas iniciáticas y transformadoras. Actualmente se dedica a criar a sus 3 hijas junto a su marido y a impartir talleres y charlas.

Claudia Wrobel: investigadora y gestora en bienestar.
Reiki USUI nivel II, certificada en “La Nueva Homeopatía Alemana Praneohom” nivel III, integra además el trabajo de “Luz y Fosfenos” como pedagoga en Fosfenos certificada por la Escuela Internacional del Dr. Lefebure, con el uso del sonido como medicina en su técnica “Bio resonancia” y el “Análisis de Voz” de Joy Wallen, junto a su iniciación en mantras védicos recibida en su estadía en Haridwar, India.
Bárbara Koch: Artista visual, terapeuta bioenergética, floral y arteterapeuta. Formada en sintergética por el Dr. Jorge Carvajal, biosíntesis con Juan Pablo Uribe. Actualmente trabaja como terapeuta y facilitadora de talleres, ayudando a personas a superar conflictos y todo
tipo de enfermedades tanto físicas como emocionales.
Es mamá de dos hermosas niñas de 5 y 8 años, que le han enseñado mucho sobre la capacidad de dar amor y la fortaleza que tenemos las mujeres.

Karem Vilches Espinoza: Kinesióloga P. Universidad Católica de Valparaíso. Magister en Gestión y Educación. Docente de Anatomía en la Universidad católica. Terapeuta floral, terapeuta de obsidiana, cristaloterapia, y reiki. Diplomada en sexualidad y arquetipos femeninos.
Vanessa Beytía fundadora de Alquímica, fitoterapeuta, terapeuta floral y en formación con mención botánica, estudiante de botánica antroposófica.

María de los Ángeles Serrano: Matrona de la Universidad de Chile, diplomada y especializada en atención de parto natural/ fisiológico/ respetado.
Tania Saez: Doula y creadora de Almatriz
Andrea Sanchez Asesora de porteo y maternidad Madre de 2, en constante formación como profesional del porteo. Artesana de Portabebés ergonomicos Empresaria dueña de manzanita bebé Asesora formada en asesoras continuum y de monitos y risas. Formación continua en ateneo de monitos y risas. Creadora de la escuela de porteo mi vientre.

Inscripción

Escríbeme a contacto@afloramujer.cl para contarte con más detalle sobre el programa, valores y la modalidad de pago.

Testimonios de mujeres que han tomado las sesiones, personales y en grupo.

Siento que por fin resignifiqué el nacimiento de mi hija, ahora es un recuerdo rodeado de amor y de luz. Siento que por fin comienzo a sanar. Patricia Vergés.

Desde el sábado sentí una apertura impresionante de mi corazón. La relación con mi hijo ha sido un tema en el que he tenido ciertas dificultades para fluir. Estos días el cambio ha sido notorio. Hemos comenzado a danzar juntos. Realmente ha sido impresionante. Siento que fluimos y que los abrazos y las palabras hoy son del alma. Lo siento a él más tranquilo. Debe ser porque yo estoy así. Algo para él se liberó también. Y se nota. Alejandra Merino

Nunca me imaginé el dolor y la separación tan grande que causó en mi la cesárea, hoy comienzo un nuevo camino, para sanar mi herida, emocional y física, hoy comienzo el camino para reencontrarme con mi esencia de mujer. Hoy me veo y me siento diferente, me saqué la mochila tan pesada de esa experiencia, hasta a mi hijo lo veo diferente, lo veo libre y feliz.
Hoy siento mi parto, es parte mía y es una experiencia maravillosa.
Siento que estoy en el camino correcto para limpiar todo lo que significó la cesárea y quererla y abrazarla con amor. Carolina Palma

Cuando me dijeron que debían hacerme una cesárea no lo podía creer, tan solo imaginar cortar mi útero, mi cuerpo, era algo horroroso, fue muy doloroso todo el proceso, incluso más aún el post parto, por eso mi corazón anhelaba buscar ayuda, sanación, contención, entendimiento… Y así llegue al taller… Del cual hoy me siento muy agradecida, porque logro integrar mis partes que antes no estaban encausadas, me sentí contenida y en tribu, desde ese momento he sentido un bienestar y una felicidad que antes no sentía… Y hoy puedo decir que amo mis estrías, mi cicatriz y honro ese camino por el cual vino a la vida mi maravilloso hijo, con el cual me siento más conectada y en paz. ¡El taller marco un antes y un después, ilumina!… ¡Es magia, es pura magia! Valentina Burgos

Asistir al taller fue una instancia de recordar mi útero largamente olvidado por mí El conectarme con mi vieja herida de la cesárea y agradecerle por la maravilla de que mi hijo esté aquí fue revelador. También agradezco por la música, los ejercicios que espero replicar, la compañía de lindas
www.afloramujer.cl
mujeres, la comida compartida, en fin, por la magia de ese fin de semana Agradecida infinitamente. Antonia García, 60 años

El poder sanar mi útera, volver a canalizar mi energía, fue una bendición. No sólo me liberé yo, liberé a mi hijo de culpas y dolor que él que no tenía por qué cargar. Asumir mi responsabilidad, mi culpa y poder liberarme de ella, me hizo ver luz. Ahora no sólo entendí que parí con amor, si no que vuelvo a ver mi cuerpo tan sagrado como antes, con todo lo que hay en él, incluida mi “sonrisa”. Es un taller que no sólo nos ayuda a sanar, nos ayuda a crecer y a purificarnos.
Ali – Licenciada en Enfermería

El poder sanar mi útera, volver a canalizar mi energía, fue una bendición. No sólo me liberé yo, liberé a mi hijo de culpas y dolor que él que no tenía por qué cargar. Asumir mi responsabilidad, mi culpa y poder liberarme de ella, me hizo ver luz. Ahora no sólo entendí que parí con amor, si no que vuelvo a ver mi cuerpo tan sagrado como antes, con todo lo que hay en él, incluida mi “sonrisa”. Es un taller que no sólo nos ayuda a sanar, nos ayuda a crecer y a purificarnos.
Ali – Licenciada en Enfermería